Mercados y Frigoríficos Mendoza

Reseña Histórica del Mercado Central

Hace más de un siglo, en las afueras de la ciudad de Mendoza, rodeado de potreros y algunas plantaciones nacía un mercado a cuyos terrenos entraban numerosas carretelas. Se instalaban allí para vender sus mercancías al estilo de una feria de concentración.

Las necesidades indicaron el cambio; la tierra, la falta de higiene y de organización hicieron que finalmente el 25 de Febrero de 1884 se firmara un convenio entre la Municipalidad de la Capital y Don Luis Lavoisier para la construcción del Mercado en terrenos de propiedad de su esposa, Doña Matilde Guillot, ubicado en calle Gral. Las Heras esquina Libertad (hoy calle Patricias Mendocinas), al que se llamó MERCADO CENTRAL. Fue construído en dos años; en sus comienzos fue una enorme feria sin techar, con cimientos de piedra y paredes de adobe, de casi un metro de espesor. Por sus pórticos de piedra accedían carros con mercaderías. Los propietarios de éstos los cuidaban día y noche, ya que las puertas no se cerraban nunca. En su mayoría los puesteros eran inmigrantes.

En 1884 se dicta una Ordenanza Municipal que confiere la exclusividad para la explotación del Mercado en todo el radio municipal, por veinte años, vencido dicho plazo el Establecimiento pasaba en propiedad a la Municipalidad. El gran crecimiento de la población hizo que el 02 de Octubre de 1889 este convenio fuera dejado sin efecto por la Corporación Municipal revocando la concesión otorgada al MERCADO CENTRAL, quedando en manos de sus propietarios. Es por ello que el 30 de Octubre de 1888 se constituyó la Sociedad Anónima "MERCADOS DE MENDOZA" a quien se le transfiere el contrato anterior y también la propiedad del MERCADO CENTRAL. Su primer Directorio está formado por Don Juan Mallman, Don Luis Lavoisier y Don Juan Sarramea.

Desde la Avda. San Martín hacia el oeste, no había edificación, pero la ciudad creció y terminó por rodearlo. Entre 1922 y 1924 se remodeló el edificio, que pese a tener adobes, estaba muy reforzado y había resistido varios temblores. Se hicieron galpones muy sólidos y se instalaron nuevas cañerías. El sistema ya era prácticamente antisísmico. Los puestos tenían mesadas de mármol con estructura de metal que aún hoy algunos perduran.

Siempre fue centro obligado de compras y por sus pasillos caminaronfamosos artistas, intelectuales y personajes del medio. Entre los primeros debemos destacar el caso de Mario Moreno, conocido como Cantinflas, que en la década del 40 visitó el Mercado Central y quedó encantado con la gente, con los churros y el chocolate caliente que servían en uno de sus bares; y, 20 años más tarde no pudo resistir la tentación de regresar al Mercado a comer esos churros con chocolate caliente y conversar con la gente del lugar.

Hoy el nuevo Mercado Central que cuenta con 126 puestos internos, 37 locales externos, oficinas para la Administración y una Playa de Estacionamiento techada destinada a sus clientes, todo acondicionado para la mejor atención al público. Un Mercado es un crisol de la naturaleza humana, a él concurre toda clase de gente. Desde los clientes de gran poder adquisitivo, que saben que allí encontrarán mercaderías de la mejor calidad, hasta el ama de casa humilde, que adecúa su presupuesto a los precios, por cuanto puede elegir según sus posibilidades.

La tradición dejó su sello. Hay puestos que son atendidos por la cuarta generación de la familia, hay anécdotas que datan de principios de siglo y palabras que aún hoy se repiten "...señora, señorita, ¿qué les puedo ofrecer?", " ¿Tomaría un café?", "¡ carne de novillito especial !..., ¡unas costillas que son un sueño!, ¡fresquitos los calamares, llegaron hoy por avión de Mar del Plata...!".

El MERCADO CENTRAL es el Centro Comercial más antiguo de la Provincia de Mendoza, que desde fines del siglo XIX ofrece sus productos de primera calidad y gran variedad en cada uno de sus más de cien puestos ordenados, dentro de esa gran estructura, en forma artesanal. Es por ello que este Mercado Central forma parte de la Historia de Mendoza. Ya que difícilmente los mendocinos abandonan sus tradiciones, sobre todo cuando se trata de una buena costumbre como la de consumir alimentos frescos y ser atendidos por los propios dueños de los negocios.

La originalidad de este centro de ventas se encuentra precisamente, en su forma de comercialización -muy común en años atrás-, pero única en la era de los supermercados. Permite adquirir todo tipo de alimentos a precios muchas veces favorables, debido a la competencia entre los distintos puestos. A ello se une una enorme variedad de productos provenientes de diferentes puntos del país y del extranjero. A pesar de los avances técnicos, el Mercado Central sigue siendo el sitio de compras de numerosas familias que prefieren seleccionar los productos, buscando calidad y cuidando su economía, por lo que son partidarios de recorrer numerosos puestos antes de decidirse a comprar. Por eso el Mercado Central seguirá siendo uno de los lugares turísticos por excelencia, donde los sorprendidos ojos del visitante, argentino o extranjero, pueden encontrar la adustez de hace 50 años, junto a modernos elementos puestos al servicio del consumidor.-



Teléfono: (+54 0261) 425 6904

General Paz 262 - Ciudad de Mendoza - Mendoza - CP:5500